acne-scar

El acné es una enfermedad que afecta las glándulas sebáceas. Estas glándulas están debajo de la piel, y producen una sustancia grasosa llamada sebo. Los pequeños hoyos en la piel se llaman poros y están conectados a estas glándulas a través de un canal que se llama folículo. Los vellos crecen debajo de la piel, y también pasan a través del folículo para llegar a la superficie. Dentro de los folículos, el sebo transporta células de piel muerta hasta la superficie de la piel. Cuando se tapa un folículo, se crea un grano o espinilla.

La mayoría de los granos o espinillas se encuentran en la cara, el cuello, la espalda, el pecho y en los hombros. El acné no es una amenaza grave para la salud, pero puede dejar cicatrices.

Hay muchos tipos de granos. Los más comunes son:

  • puntos blancos – están debajo de la superficie de la piel
  • puntos negros – suben a la superficie de la piel y se ven negros (el color negro no se debe a que el poro esté lleno de mugre)
  • pápulas – son pequeños bultos de color rosado y pueden ser dolorosos al tocarlos
  • pústulas – son rojas por debajo y tienen pus por arriba
  • nódulos – están dentro de la piel y son grandes, dolorosos y sólidos
  • quistes – son profundos, dolorosos, están llenos de pus y pueden dejar cicatrices.
  • A menudo se prescriben los antibioticos en forma localizada como tratamiento para el acné.  Los antibióticos actúan limpiando la bacteria de la piel, pero con frecuencia no pueden resolver los problemas con raíces más profundas.  Los antibióticos orales como tetraciclina y minocidina son muy eficaces para varios casos severos de acné porque actúan sistemáticamente.  Sin embargo, pueden causar efectos secundarios como sensibilidad a la luz solar (mayor riesgo a las quemaduras debido al sol), desórdenes estomacales, mareos y descoloración de la piel, y se debe tomar de cuatro a seis meses.  Y  esto a su vez mostrara resistencia al tratamiento en un largo plazo.

Tratamientos Naturales:

Remedio para el acné #1: Cortar una zanahoria de regular tamaño y luego se cocina con la menor cantidad de agua posible.  Después se hace puré y se deja enfriar para apliar sobre las áreas afectadas por alrededor de 20 minutos.

Remedio para el acné #2: Aplicar, varias veces al día, de pulpa del Aloe Vera sobre los granos de acné.

Remedio para el acné #3: Exprimir un limón y de ese jugo se extrae una o dos gotas que deben ser colocados de forma directa sobre el o los granos.  Esta acción sólo se puede realizar de noche, ya que de día el jugo de limón puede manchar el cutis.

Remedio para el acné #4: En los casos de personas adultas quienes sufren de estreñimiento se recomienda combatir este mal, ya que de esta forma desaparecerá luego el acné.

Remedio para el acné  #5: Frotar con ajo crudo varias veces al día sobre el área del rostro donde está ubicado el acné.   El ajo, además, ayuda a despejar la piel de puntos negros.

Para una mejor consulta y tratamiento no dudes en consultarnos.