Un ingrediente realmente asombroso para emplearse en cuestiones de belleza y salud, que además es muy accesible y fácil de aplicar, es sin duda el aceite de oliva. De entre todos los aceites, este destaca por sus altas propiedades nutricionales y propiedades terapéuticas las cuales pueden ser aprovechadas en el área de salud y belleza.  aceite-de-oliva

PARA LA PIEL: por las noches, lava tu cara y, en lugar de tu crema habitual, unta con tus dedos un poco de aceite de oliva dando pequeños golpecitos por tu frente, mejillas y mentón, permitiendo que se active la circulación y la absorción efectiva de Vitamina E. Esto lo puedes hacer en tus codos, pies o en las partes resecas de tu piel. Si haces esto después de bañarte el aceite se absorberá mejor. Si no usas mucho, no dejará olor.

PARA DEPURAR EL CUERPO: el aceite de oliva es ideal para mantener el estómago e intestinos en buen estado, cosa que se reflejará sin duda en tu piel y tu cabello. Toma diariamente una cucharadita de aceite de oliva antes de dormir y no comas nada más hasta el otro día.  También puedes utilizarlo para aderezar ensaladas o en otras recetas, es excelente para nutrir tu piel y tu cerebro.

LAVAR LA BOCA Y LA SANGRE: en ayunas (es necesario que lo hagas siempre con el estómago vacío), toma una cucharadita de aceite de oliva y revuélvela en tu boca un rato, pasa el aceite por tus dientes, tu paladar, debajo de tu lengua y demás. Una vez que el aceite ha cambiado de color, más blanquecino (puedes ver esto tomando un poco con tu dedo) , escupe. Esto mata muchas bacterias y además estimula a tu sangre  a eliminar desechos tóxicos.

MANOS RESECAS Y PADRASTROS (pellejitos cerca de las uñas): en media taza de agua tibia, agrega dos cucharadas de aceite de oliva. Luego, sumerge en esa agua tus manos por el mayor tiempo posible o hasta que sientas fría el agua (aunque puedes volverla a calentar y seguir con el tratamiento). Cuando las saques, no enjuagues, deja así hasta que te tengas que lavar las manos. Verás que suaves! Este remedio lo puedes emplear para los pies o partes resecas de tu cuerpo.