Escribiendo recientemente el contenido del blog: La miel dulce medicina, vino a mi mente hablar acerca del azúcar y evaluar si realmente es beneficiosa para nuestra salud o si puediera en cierto grado afectar nuestro metabolismo.  Asi que iniciare diciendo que el azúcar ha sido de una polémica tan viva.  Para algunos, el consumo creciente de azúcar es el responsable de la mayor parte de los males humanos, desde las caries hasta las afecciones cardíacas y la diabetes.  En cambio, otros ven en el azúcar  a un compuesto químico capaz de endulzarnos la vida y de producir energía en nuestras células. Surge entonces las preguntas: Será el azúcar , realmente nocivo? Dónde esta la verdad? Es nocivo o beneficioso el azúcar?  azucar1

El azúcar no es nocivo por lo que contiene, porque por si mismo es una sustancia natural que forma parte de muchos alimentos saludables como las frutas y hortalizas, de las cuales se extrae.  En nuestro organismo cumple la función de proporcionar energía para el funcionamiento de todas las células.  No puede decirse pues que, el azúcar en sí sea nocivo para la salud… Sino por lo que no aporta y por la forma en que se usa, los problemas que el azúcar plantea para la salud no están causados pues, por su propia composición, sinó mas bien:

  • Por lo que aporta: Lo malo del azúcar no es lo que contiene (sacarosa) si no de lo que no contiene, ni vitaminas, ni minerales, ni fibra, ni antioxidantes, ni ninguna de las sutancias de acompañamiento que existen en los vegetales y que ejercen un efecto protector.  Por eso es que se dicen que las calorias son vacias.    Desde el punto de vista nutritivo, su valor es muy parcial y desequilibrado.
  • Por la cantidad con que se consume:  Se calcula que el promedio en los países desarrollados oscila entre 80 y 100 gramos diarios por persona.  Esta es una cantidad excesiva, muy superior a los 50 gramos que se aceptan como IDA (ingesta diaria admisible para una dieta de 2.000 calorías)
  • Por los productos con los que se asocia: generalmente el azúcar  se añade  a productos poco saludables, como son los pasteles, helados, alimentos refinados y procesados, y bebidas artificiales.  Por lo tanto, el que consume mucho azúcar, posiblemente también esté ingiriendo numerosos productos desaconsejables desde el punto de vista de la salud.

Esto nos dice claramente que cada gramo de cualquier tipo de azúcar proporciona unas 4 calorías cuando es metabolizado o quemado en nuestras células.   pero cuando el azucar es ingerido en exceso, por encima de las necesidades energéticas del organismo, una parte de él se transforma en grasa en el hígado.  Cada gramo de azúcar no quemado puede dar lugar a unos 0,4 gramos de grasa.  Esa grasa se deposita en nuestros tejidos, y provoca un aumento de peso.

Cuando el azúcar se ingiere junto con grasas, como ocurre en los pasteles o chocolates, y no se quema ese exceso de calorias, se produce un aumento todavía mayor de los depósitos de grasa corporales.  Cualquier tipo de azúcar, pero especialmente el común y todos los refinados, engorda siempre y cuando no se utilice la energía que aportan.