Ingredientes:

Casi cualquier hortaliza o verdura cruda resulta apta para formar parte de una  ensalada, siempre que esté madura y tierna.  La excepción son los tubérculos (papas, yuca, etc) que no se debe consumir en crudo.

Para que una ensalada sea completa necesitara incluir los siguientes ingredientes:

hojas: lechuga, escarola, repollo

frutos: tomates, pepinos, pimientos, aguacates, etc.

Flores: coliflor, brocoli, alcachofa

raíces: zanahoria, remolacha,

bulbos: cebolla, ajo, hinojo, etc.

Las ensaladas pueden enriquecerse con frutos secos, legumbres hervidas o cereales como arroz, maiz, lo cual aumenta su valor nutritivos.

Para mantener una buena salud es necesario tomar al menos un plato de ensalada diario a base de verduras y hortalizas.  El mejor momento para ingerir la ensalada es justo al comienzo de la comida principal.

Ventajas de la ensalada al comienzo de la comida.

Aporta enzimas digestivas, presentes únicamente en los alimentos vivos, que facilitan  la digestión de otros alimentos más densos en proteínas, hidratos de carbono y grasas.

Evita la leucocitosis digestiva: Se llama así al estado de inflamación qeu se produce en el intestino al empezar la comida con alimentos cocinados.

Produce una sensación de saciedad más intensa que la que se obtiene al ingerir alimentos cocinados más ricos en calorias.  Por ello combiene en las dietas de quienes quieren reducir o mantener su peso.