Este personaje vegetal es una planta medicinal, con abundantes propiedades medicinales y una de ellas es para el cuidado de tu piel.     

La gran presencia de componentes con propiedades antisépticas y vulnerarias –apigenina, chamazuleno, ácido gentísico, etc.– la hacen muy conveniente en el cuidado y reparación de las afecciones de la piel: granos, cortes, heridas, ampollas, dermatitis, orzuelos etc.

Modo de Uso:

Aplicar compresas mojadas sobre la parte afectada. Los baños se realizarán con una infusión bien cargada de flores secas en un par de litros de agua, durante 15 minutos aproximadamente. Las flores deberan ser frescas.