Como ya habras escuchado existen dos sencillos consejos para reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

1. Disminuir al máximo el consumo de las fuentes alimentarias de grasas saturadas y de colesterol, tales como carne de vaca y de cerdo, huevos, mantequilla, quesos y helados.

2. Reemplazar las grasas saturadas de origen animal (mantequilla, tocino, etc.) por aceites vegetales poliinsaturados, como los de girasol, soja, pepita de uva o germen de trigo.  La sustitución de las grasas animales por aceite de oliva, también da buenos resultados en la prevención de las enfermedades cardiovasculares.

Por otra parte aparte de estos sencillos consejos, te recomendaria los siguientes para mantener un corazón sano.

  • Comer al menos cinco piezas o raciones de frutas al día.
  • Comer la menos un plato de ensalada fresca al día.
  • Consumir pan y pasta integral, en vez de pan blanco y pasta refinada.
  • Reducir el consumo de sal y de azúcar.
  • Evitar el tabaco y el cafe.
  • Hacer ejercicio fisico, al menos durante 40 minutos tres veces por semana.

Estos simples consejos pueden salvar y mantener el corazón sano.