En la actualidad las propiedades medicinales de la albahaca han sido arrinconadas hasta cierto punto y reemplazada por sus beneficios  culinarios. A pesar de ello, no hay que olvidar que posee propiedades an-tiespasmódicas muy importantes y que resulta también útil para combatir vértigos y jaquecas de origen nervioso, aftas y dispepsias nerviosas. 

USO INTERNO:
–   Antivomitiva: En caso de tener sensación de vómitos o malestar intestinal.  Tomar 15 gramos de la infusión de hojas secas por litro de agua.
–   Digestiva: Favorece la digestión y evita los espasmos gástricos, siendo muy útil en los casos de gastritis, de hernia de hiato, de flato, etc.  Tomar en infusión un puñado de hojas frescas -unos 15 gramos- por litro de agua.  Tomar 3 tazas al día después de las comidas.
–   Estimulante Digestivo y Láctico:  La esencia de la planta abre el apetito.  Estimula la Producción de Leche en las Mujeres Lactantes.  Poner a hervir 30 gramos de hojas secas por litro de agua.  Dos tazas diarias.  Estas excelentes propiedades medicinales las pueden aprovechar mediante su consumo.
–   Problemas Nerviosos: Las propiedades medicinales de la Albahaca te permitirán reforzar el sistema nervioso y    tranquilizar así sus manifestaciones adversas en el estómago.  Infusión de una cucharadita de hojas secas por vaso de agua.  Tomar un par de tazas al día después de las comidas principales.  Si se aumenta la dosis tiene propiedades narcóticas.

USO EXTERNO:
–   Bucal: Cuando aparecen problemas en la boca, como inflamaciones, llagas o mal aliento.  Hacer gargarismos con la decocción de 100 gramos de hojas secas o frescas por litro de agua.
–   Problemas Nerviosos: Diluir una infusión de flores secas en el agua del baño.

A TENER EN CUENTA

La albahaca es generalmente atoxica y no causa ningún efecto de sensibilización, igual a la mayor parte de los aceites, hay que evitarlo evitarlo en el embarazo. En los niños de menores de los seis años hay que evitar el uso por via interna. En grandes dosis, la albahaca por via interna, puede llegar a provocar efectos narcóticos, mientras por via externa puede irritar las mucosas.